"¡Claro, somos lo que vemos!"

Recientemente pensé, ¡claro, somos lo que vemos! ¿Cuándo se ha visto en un país Europeo o de Avanzada, que pasen 4 o 5 novelas en la semana? Si mucho, pasaran 2, por mucho, 3, pero son programas que por mucho marcarán 2 o 3 puntos del shared y lo normal, es que sean las abuelas o los estudiantes de lenguas extranjeras, los que vean estos programas, pero no las personas, que hacen arte, que leen, que escriben o que trabajan en oficinas o protegiendo el ambiente.

Y cuándo el prime time u Horario Estelar, pasan novelas, lo hacen en ediciones de por mucho 30 episodios y deben de ser semanales, no con la frecuencia, en la que pasan las Telenovelas en los países latinos, esta bien, que la “Novela” como género televisivo, sea un producto estrella en Colombia y otras naciones, ricas por este rubro, pero creo que debemos crecer en ese sentido. ¿Por qué no ampliar el espectro de difusión a otro tipo de programas? – La respuesta es clara, nuestros gobiernos y los más poderosos, que por lo general resultan ser los dueños de los medios, les importa poco o nada, que tengamos la libertad de pensar y de profundizar en lo que pasa en nuestro país.

Lo que quiero decir, es que de todo lo expuesto, se evidencia esa “ignorancia ciega” en la que vive el grueso de los Colombianos, y muy seguramente, ocurre lo mismo en Venezuela, en Brasil, y en México, países que en común tienen todo lo anteriormente mencionado; prime times con Telenovelas de todos los estilos y pocos programas con generalidades en la parrilla de sus programaciones. No quiero decir, que las telenovelas sean malas, por el contrario, genial que exista esta forma de expresión, en lo que si estoy en contra, es en el tiempo que le dedican todos los días y todo el tiempo a transmitir refritos, porque ya no hay evolución de este género. Qué listado, todos los anteriores tienen unos niveles de pobreza y sobrepoblación que se debe controlar y no se hará viendo novelas.

Lo que necesitan, especialmente las sociedades, de los países que listé, es que se fomente más la lectura, que escuchemos más radio, más música, pero que no sea reggaetón, que ampliemos el espectro de ritmo, tiempo y género, que desarrollemos otras destrezas, que soltemos los móviles, que apaguemos los dispositivos electrónicos y hablemos con los más grandes de casa y escuchemos esas historias, que muy posiblemente, no le contaremos a nuestros descendientes, pues nos quedamos o sentados viendo novelas, o “chismoseando” en el Facebook o simplemente, hablando por teléfono, o chateando.

Somos lo que vemos, y hacemos, por eso en Colombia, no hay sino gente que cree saber, pero al final, no sabe nada y creen que son los dueños de la verdad, porque lo vieron en X o Y noticiero de algún canal privado, cuándo uno no se puede quedar allí, claro que ese es otro tema. Ampliemos el "quehacer", por más agotados que lleguemos de trabajar, saquemos el perro a la calle o leámosle historias increíbles a nuestros hijos, sobrinos o al perro, aprendamos un idioma, repasemos matemáticas si nos gusta, inventemos algo, preguntémonos el por qué de las cosas o el cómo funcionan y hagamos investigación, pero no nos limitemos a ver más de lo mismo, esta bien hora o hora y media, pero no nos quedemos ahí, hasta la hora de dormir.

Carpe Diem!

@jclugoholt.

Comments

Popular posts from this blog

Eurovision 2017: My General Top42 before all the Lights Get On (1s Part)

Eurovision 2017: My General top42 Before All the Lights Get On (3d Part)

Eurovision 2017: My General Top42 before All the Lights Get On (2nd Part)