Monday, 3 October 2016

El Primer día de un NO que duele.

Siento un dolor que no tiene nombre, una tristeza que no había sentido antes, un sin sabor, una falta de alegría, ¿Será dolor de Patria? ¿Será cuando la esperanza se fractura? ¿Será lo que han sentido las víctimas de un conflicto que parece no tener final?
Me duele que gane la desinformación, la falta de educación, el poco criterio que hay para tomar una decisión, la falta de amor, de comprensión, la ausencia de Dios en los que dicen "conocerlo" pero que piden el "ojo por ojo" como los bárbaros.
Tengo una especie de tusa por un dolor sin nombre, la oscuridad reina, el temor impera porque no somos capaces de ver el cuadro completo si no el color negro de las sombras.
Solo espero, la esperanza que hoy parece fracturada, que en algún momento llegue esa generación que no guarde el rencor por lo que no han vivido sus padres, y que los que sí vivieron en sangre propia los embates de la violencia sean los que tomen las riendas del amor y el perdón para construir un lugar mejor en el que todos tengan un lugar y una labor para desempeñar.
Parece que no viviré el país que siempre he soñado, el odio parece reinar, la infulas de unos pocos parece ser el mandato de todos.
Hoy siento un dolor sin nombre de el que espero salir pronto, lo que si me queda es la paz en mi, en mi consciencia de haber tomado la decisión correcta sin la injerencia de nadie.


Carpe Diem! 

Thursday, 15 September 2016

El Referendo de Adopción de la "Familia Natural"

Por más purísmo que se le quiere poner a los conceptos que tenemos en la Sociedad, el destino de esta es Evolucionar o Involucionar, según la óptica del actor de la misma que la esté observando. 

Si es por la homosexualidad, y si se lograra restringir la adopción solo a parejas  hombre-mujer, estos a su vez se enfrentarán tarde o temprano a la frase: "Mamá, Papá, soy gay" o a la formación de padres y madres reprimidos sexuales que en algún momento se divorciarán por vivir felices de acuerdo a su preferencia sexual (como se vive ya) 

Imponer el modelo "Familia Natural" no será la solución a un problema que no existe, todo es cuestión de tolerancia y control; Tolerar a los demás, respetando su intimidad; control porque al entregarle un menos a cualquier persona, siempre se deberá hacer seguimiento  las condiciones en las que esta viviendo este menor. 

Si se logra realizar este referendo se estaría invirtiendo tanto dinero en algo que traerá vacíos emocionales para tantos niños que se quedarán en esos hogares dónde hay poco o nada de cariño de madre o padre y del que se sale a los 18 años con el corazón de piedra. O sea, mayor será el perjuicio a esos niños que dicen proteger. 

Los gais seguirán viviendo sus vidas, quizás con la tristeza de no adoptar, mas no, de dejar de engendrar, siempre habrá otra forma. De hecho, las parejas homoparentales pueden ser hasta más responsables y darle mejor calidad de vida a un menor, porque son más entregados a la labor, además de contar con más recursos económicos para ello (Y como en parejas "naturales" no faltará la mala entraña). 

Los solteros conseguirán perros y gatos que criaran como hijos, y/o criarán a los niños que les dejen en la puerta, si a doña Viviane no le da por crear una policía, que les quite a los niños a los solteros y parejas gais,  al estilo Gestapo durante la segunda guerra mundial a quienes los tengan.  

Al final, Viviane Morales se irá a su casa y vivirá su vejez en "paz interna" por haber logrado su cometido (y sin adoptar), pero otras personas, esos huérfanos que pudieron crecer bajo el amparo, guía y más aún, crecerán sin amor, y hasta sin fe. Porque seamos sinceros, el sistema de adopción colombiano  no es fácil y limitar la población si que va a reducir la probabilidad de que tanto niño sin hogar crezca solo y con a calidez de hogar que pueden dar estos lugares del ICBF. 

A lo que llega uno por un artículo de un diario en línea. Leérlo aqui